Asunto: Y con un chapuzon encuentras tu pasion

Hola, Friend

La semana pasada apunté a mi hijo a una escuela de inglés y surf. Porque iban dos de sus amigos. Me lo comentó la madre de uno de ellos, me pareció una buena idea y le apunté.

Y a la vez pensé: ojalá pudiera yo apuntarme también, tiene que estar genial.

No sé por qué pensé eso porque a mi el surf jamas me ha interesado, la verdad. Nunca en la vida.

El martes pasado fui a verle y cuándo les vi en el mar pensé: quiero probarlo.

En otro momento de mi vida quizá habría pensado: bah, ya con 43 años, mujer. Si no vas a ser capaz de hacerlo, mira que vergüenza tu ahí entre niños.

O simplemente bah, bobadas.

En otro momento.

Y más que nada porque en realidad me daba miedo, para qué vamos a negarlo.

Me apetecía probarlo pero me daba miedo (y dicen que eso es señal de que lo tienes que hacer. Bueno).

Ese mismo día pregunté si daban clases para adultos me dijeron que sí y me apunte para el jueves.

Con miedo, me da pánico desde que era pequeña caerme en medio del mar. Tengo la imagen del cartel de Tiburon grabada en la mente (esa de las piernas y debajo el tiburón...).

Por no hablar de que como bióloga sé lo que hay ahí debajo... 

Me apunté igual, me apetecía probar. 

Tuve que cambiar un día de grabación y retrasar dos semanas un tratamiento que me estaba haciendo. Peor tenía muchas ganas de probarlo.

Ya ves tú, jamas me había interesado, fue una idea peregrina: estaría genial probarlo (el mismo tipo de idea que tuve con el doblaje, la danza del vientre y el coaching).

Llegó el día

Sinceramente, casi deseé que se cancelara.

Me daba miedo, no sabía si estaría en forma, si sería capaz de volverme a subir a la tabla si me caía, encima en medio del mar, o si sería capaz de estar echada boca abajo y ponerme de pie en un momento.

Miedos varios, vamos.

De equilibrio voy bien, eso sí, jajaja : )


Resultado...

Me ENCANTÓ. 

DIsfruté como una niña. Me caí en medio del mar, me rocé las rodillas (me caí también en la orilla), superé mi miedo de años y me gusto tantísimo que he decidido contratar clases todas las semanas. 

Así descubres una pasión. Con un chapuzón.

Date chapuzones. Anímate con miedo, con tu edad, con lo que sea.

Sigue esas ideas peregrinas.

Yo tengo 43 años, no había hecho surf en mi vida, no estoy en una forma física espectacular y tenía mucho miedo.

Y mira ya estoy deseando que llegue la segunda clase.



Porque tener pasiones en la vida es imprescindible para sentirte realizada. Yo tengo varias en mi vida y sinceramente necesitaría varias vidas más para hacer todo lo que quiero.

No dejes de descubrir pasiones, Friend.

Que tengas un feliz día,
Aida B.


Recibes este email porque te ha suscrito de manera voluntaria a mi lista correo electrónicocuyo responsable es Aida Baida Gil con ficheros inscritos como “Usuarios Web y Suscriptores”. 
La finalidad es la venta de productos/servicios sobre coaching así como el suministro de información sobre esta temática via newsletter. Asimismo te informo que tus datos van a ser tratados con la mayor confidencialidad posible y que estaría mostrando su consentimiento a recibir correos electrónicos comerciales. En cada comunicación que recibas de esta web tendrás la opción de darte de baja de esta lista y revocar tu consentimiento. Puedes consultar las políticas de privacidad en cualquier momento. 
 
Como usuario, tienes reconocidos todos los derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir los datos. Podrás ejercer estos derechos enviando un correo electrónico a aida@coachdelaprofesional.com desde la misma dirección que usaste para suscribirte o desde este mismo mensaje. 

c/Conde de Trenor,12, puerta 6, 46003, Valencia, Spain
Usted puede darse de baja o cambiar sus datos de contacto en cualquier momento.